Son tres, tres son

Hola, buenos días !

Hoy les hablamos de nuestra tríada de sommeliers, David, Alejandro y Florian. Son nuestros « tres tenores » cuyas notas escriben en clave de taninos, coupages, barricas y añadas.

Empezamos por el más jovencito, David. Cordobés de nacimiento, malagueño de adopción, barcelonés por vocación. Comenzó, como muchos otros, en un negocio familiar de restauración. Pronto vio que su actividad estaría ligada a este sector y decidió formarse en la prestigiosa Escuela de Hostelería de Málaga compaginándolo con un trabajo de camarero en un reputado restaurante malagueño. Fue en ese restaurante donde se inició en la sumillería y cuando, una vez más, quiso proseguir aprendizaje formal en una Escuela especializada. Hizo maletas y vino a Barcelona a ampliar sus estudios para, de nuevo, alternar libros y trabajo.  Desde hace unos meses está con nosotros en Caelis.

Dice David que “las grandes historias empiezan con un vino” y nosotros ratificamos que esta frase define cuán enamorado está de su profesión. Habla de terruños y viñas con infinita devoción.  Sus vacaciones ideales son aquellas en las que puede visitar bodegas y asistir a las correspondientes catas. A David le gusta practicar cierta rebeldía en la carta y reivindicar vinos poco conocidos que atesoran bonitas historias. De David también destacaría su eterna sonrisa y la positividad que siempre desprende. David es el segundo sommelier y forma tándem con Alejandro, al que reporta.

Alejandro es, desde abril, sommelier de Caelis. Zaragozano de nacimiento, su primer trabajo fue como camarero y, posteriormente, como maître de hoteles de 4 y 5 estrellas de la capital maña. Sin embargo, y como le sucedió a David,  al poco tiempo se sintió atraído por el estudio de la sumellería y decidió ir al Reino Unido para formarse en célebre Universidad de referencia y, a la vez, trabajar. Inició periplo en afamados restaurantes ingleses entre los cuales, uno con dos estrellas Michelin y otro que es el paradigma de la singularidad británica. Estuvo más de cinco años en tierras anglosajonas. Volvió aquí recalando, primero y por unos meses, en Madrid y aterrizando, después, en Barcelona. Tras incursión en otro restaurante, se unió al equipo de Caelis como sommelier. El mimo por el detalle y el absoluto entusiasmo por su profesión son su tarjeta de presentación.

En cuanto a Florian, el tercero, ya nos hemos referido a él en anteriores ocasiones. Originario del departamento del Loire, al norte de Francia, es, como un servidor, un francés seducido por Barcelona, donde reside desde hace casi cuatro años. En 2015 se incorporó a Caelis como sommelier. Desde entonces sólo ha hecho que sumar adeptos a sus pedagógicas explicaciones de los caldos con los que ha maridado nuestros menús. Tras el traslado de Caelis al hotel Ohla Barcelona –donde estamos ubicados ahora- Florian está al frente de Vistro49 Wine Bar local –emplazado en el mismo hotel- en el que comparte, expone y presenta, siempre de manera didáctica, vinos que son auténticas maravillas. Su profesionalidad y buen hacer quedaron reflejados en un emotivo artículo que le dedicaron hace unos días y que agradecemos mucho. Además de ser el responsable de Vistro49, Florian también ha diseñado la nueva carta de vinos de LaPlasshola y la terraza.

Florian, Alejandro y David. Alejandro, David y Florian.  Sea cual sea el orden en que los presentemos lo relevante es que a los tres les fascina su trabajo, que saben trasmitirlo y que a todos nos embelesan.  Con ellos podríamos pasar horas y más horas escuchándoles, fascinados.  Gracias a los tres, David, Florian y Alejandro, sois unos crack´s !!!

Gracias, como siempre, por leernos !!!

 

Un fuerte abrazo,
Romain Fornell y todo el equipo

 

Este texto corresponde a extracto newsletter enviada por Romain, a través de Caelis, el día 19 de Julio de 2017.
La newsletter se envía cada miércoles, con detalle del Menú Caelis semanal.
Suscripciones, en este mismo blog.